Sunday, July 08, 2007

El Tren Magnético del Caribe

El 25 de abril pasado el Ministro de la Defensa, General Raúl Isaías Baduel, presentó ante la Asamblea Nacional el Proyecto Tren Electromagnético Venezolano Caracas-La Guaira. La expectativa es que este proyecto esté listo a finales del año 2010. En uno de los escenarios se plantea una línea directa entre Maiquetía y Caracas, con una longitud de 9 kilómetros. Como Caracas está a 900 metros sobre el nivel del mar, el tren tendría que vencer una pendiente del 10%. Esta pendiente no representa mayor dificultad para el tránsito de automoviles. Pero si representa un problema serio para un ferrocarril. En el tren Caracas-Cúa, una pendiente de 2.4% dificulta el frenado de emergencia, que debe ser asistido por un sistema que riega arena sobre los rieles. (En los Estados Unidos la máxima pendiente en un tren de larga distancia es de 5.9%.) El quid de la dificultad es que las ruedas de los trenes se diseñan para que tengan poca fricción. Y como sabe cualquiera que haya manejado sobre un camino resbaladizo, la tracción disminuye cuando disminuye la fricción. Una posible solución sería halar el tren con un cable, como se hala un rústico con un guinche. Lo que ha propuesto el Profesor Alberto Serra, profesor de la ULA y director del proyecto del tren electromagnético, es usar, no un cable de material tangible, sino un intangible pero muy poderoso cable de energía electromgnética.

¿Cómo funciona este cable? Imaginemos un simple tren de juguete: debajo de una tabla de 3 metros de largo y 60 cm de ancho, se han colocado unas ruedas que le permiten moverse sobre un par de rieles en el piso. Sobre la tabla se fijan 5 imanes espaciados a una distancia uniforme de 60 cm. El polo Norte del primero de esta fila de imanes apunta hacia el suelo, en el segundo de la fila es el polo Sur el que apunta hacia el suelo y así sucesivamente. Al lado de cada imán se para un niño o niña de alguna escuela. Una manivela en cada imán permite rotar su polaridad, es decir, voltear el polo que apunta hacia el suelo. En el piso, entre los dos rieles, fijamos una fila similar de imanes, cuyos polos Sur y Norte apuntan alternadamente hacia arriba a lo largo de la vía. Colocamos el tren cerca de un extremo de la vía, de forma que cada polo en la tabla estará cerca de dos polos opuestos en el suelo. Según un principio de la Física del magnetismo, dos imanes cercanos siempre se mueven para que sus polos opuestos se acerquen. Un polo Sur sobre la tabla se moverá hacia el polo Norte mas cercano en el suelo. El polo Norte que lo sigue en la tabla se moverá hacia su polo Sur cercano. Todos los imanes empujarán al tren en la misma dirección. Pero cuando los imanes en la tabla pasen por encima de los imanes en el suelo, sus correspondientes polos Norte y Sur van a comenzar a alejarse. De acuerdo al principio mencionado, las fuerzas magnéticas ahora empujarán el tren en dirección opuesta. Justo en este momento nuestros diligentes escolares van a voltear los polos de sus imanes. Esto hará que el tren vuelva a ser empujado en la dirección original. Seguirá adelante, remando sobre el campo magnético y feliz como tren de comiquitas.

Tanto nuestro juguete, como el sofisticado proyecto del profesor Serra, son ejemplos de "motores de reluctancia variable," un nombre que apunta a un simple pero profundo principio de la Física.

El tren electromagnético nos acercará al Caribe. Bajar de Caracas a La Guaira para disfrutar de una noche frente al mar será tan simple como acercarse a una estación del Metro. El tren nos dará calidad de vida. Pero nos dará mucho más: una de las tragedias de la condición colonial es que nos percibimos inermes ante la técnica. Vivimos rodeados de automóviles, televisores, celulares, computadoras, bombillos, medicinas, plásticos: todos fruto del imaginario colectivo de otros pueblos. Acercarnos al Caribe, como fruto de 40 años de sueños entre los Altos de Pipe y las montañas de Mérida, será una experiencia liberadora.

3 comments:

arnulfo josé said...

interesante, supongo que lo probarán porque de otra manera no imagino una tragedia que termine en un chapuzón en la guaira porque se salió de sus "cabales" magnéticos. has probado enviando esto a aporrea.org (puebloalzao@aporrea.org) merece difundirlo. gracias por tu deferencia, apoyerm.

diljanet said...

Anque no tengo mucha experiencia en esas artes, ya que me desenvuelvo entre cuentos y poesía, pienso que una obra de tanta importancia debe ser merecedora del más estricto de los análisis. Si es para mejorar nuestra calidad de vida, bienvenido sea, total? ya vivimos inmersos en ciudades de cemento y rodeados de cuanto aparato mecánico existe...

Mujeres said...

Excelente, recuerdo que Trincado un filosofo español que creó una escuela filosofica, hablaba del electromagno hace un siglo, y de todo lo que está sucediendo en Venezuela que se daría para el mundo, se cumple lo que planteaba. A entre otros que pertenecieron a esta escuela progresista estaba Augusto César Sandino.Esperemos que el modelo economico y social se implemente también para ver si de una vez por todas, el mundo vive en paz y todos disfrutamos de los beneficios de nacer terrícolas y disfrutar de las riquezas de este planeta porque todos somos sus hijos y se acaban las guerras.