Saturday, March 16, 2013

Fotos de Caracas: Color de El Verano

Sequía en Caracas, pigmentos vegetales y matices de colores
Palma y hojas secas
Palma y hojas secas

Hojas secas en un charco
Hojas secas en el agua con reflejos de cielo azul

Hojas secas sobre el pavimento
Naranja de hojas secas al lado de amarillo en la acera

Grama seca en azul
Grama seca sobre azul cielo
A mediados de Enero pasado Francisco Rivero, pintor y matemático radicado en el Estado Mérida, nos ofreció en El Color del Verano la sequía en las calles de Ejido, atrapada sobre el lienzo en «amarillo ámbar, cadmio, cromo y el indio de los pomos de colores».

Imitando su esfuerzo intenté fotografiar el color del verano en la tarde de Caracas, reemplazados los pomos de colores por combinaciones digitales de matiz, intensidad de color y valor: combinaciones de HSV.

Editando las imágenes en el GIMP encontré, para mi sorpresa, que el matiz de casi todas las hojas secas era el mismo: unos 31º, que en el círculo cromático se traducen en un matiz marrón-naranja. En otras hojas conseguí un matiz magenta-rosado: 313º en el círculo cromático. Una pregunta salta a la vista.

¿Cuál es el origen de esta invariancia?

Investigando en la red, encontré que hay tres tipos de pigmentos en una hoja: la clorofila, los carotenoides y las antocianinas. La clorofila, como sabemos todos, es verde. Los carotenoides absorben luz azul y son por lo tanto rojos, amarillos y naranjas. Las antocianinas son rojas y púrpura.

El color del verano, así parece, se expresa en la pintura en «amarillo ámbar, cadmio, cromo y el indio de los pomos de colores»; en la fotografía digital en marrón-naranja y magenta-rosado; y en la bioquímica de las plantas en carotenoides y antocianinas, que dominan el escenario vegetal cuando en la sequía del trópico, o el frío del otoño, la clorofila lo abandona.

4 comments:

Administrador said...

Hermoso trabajo y excelente explicación. Es siempre extraordinario juntar los conocimuientos, las imágenes, las resonancias de una y otra, que en el fondo transfieren lo mismo. Soy perseguidora de hojas, las secas, las que caen las que apenas comienzan a nacer. Las busco porque tienen un lenguaje que atrapa. No tengo lamentablemente tu arte ni tu tecnología. Pero a veces sólo hace falta mirar y escuchar. Gracias por tus trabajos, siempre refrescantes y bellos.

Gustavo J. Mata said...

En todo caso, siempre hace falta mirar y escuchar. Se expresa lo que se mira, lo que se escucha, lo que se siente.

Francisco said...

Buenas observaciones sobre el color, desde el punto de vista de la ciencia. Hay que diferenciar dos tipos de colores en la naturaleza: el de los pigmentos (químico) y el color cinético ( óptica). POr ejemplo las plumas del azulejo son marrones pero se ven azules al sol. El efecto estrobóscopico entra en juego. saludos....

Gustavo J. Mata said...

Gracias por señalar el aspecto cinético del color, que personalmente desconocía.

Y gracias por tus pinturas, que me han ayudado a pensar en el color el momento de capturar una foto.